miércoles, 30 de marzo de 2011

Blanche-Benveniste: Lo hablado y lo escrito. (1998)

[Blanche-Benveniste, C. (1998). Lo oral y lo escrito.. En Estudios lingüísticos
sobre la relación entre oralidad y escritura (pp. 29-64). Barcelona: Gedisa]

La noción del habla (en oposición a lo escrito) se liga a los aspectos negativos y a los errores de la lengua. Blanche-Benveniste dirá que esto es un error, ya que esta disyuntiva entre lo oral y lo escrito no se resume solo en lo bien/mal dicho, a cómo se debe hablar o cómo se establecen correlatos entre ellos.

Los temas a tratar serán: cómo se percibe lo oral a través de las representaciones de lo escrito; ambigüedades típicas de lo oral y lo escrito; distintas planificaciones del discurso; problemas de transcribir lo oral a lo escrito.

Entre las conclusiones más importantes del capítulo se encuentra el hecho de que no hay una distribución equivalente entre estos dos planos: ambos responden a áreas completamente distintas, por ejemplo: lo oral se relaciona con la métrica y con la memoria, en cambio lo escrito responde a una introspección de nuestro lenguaje. De esta forma el objeto cambia a través de su contenido, por lo que hacer una transcripción simple en cuanto a apreciación de ella se torna imposible. Por ende, no es posible construir una oposición estable entre lo escrito y lo hablado.

Por otra parte, si es que se sitúa lo escrito y lo oral en un espectro lineal, se tiene que ambas están impregnadas de la otra, ya que lo escrito sobre todo está presente en lo oral, porque hay una tendencia a la forma gráfica de los enunciados. Si bien la escritura es incapaz de presentarlo todo, se utiliza como herramienta en lo oral, paradójicamente.

También se presenta que hay nociones que en lo oral parecen inestables, como palabras que fonéticamente son similares y es difícil su discriminación en ese plano. Se pone el ejemplo de los números en francés, en donde lo oral confunde y lo escrito distingue. Mas a medida que deslinda el tema se llega a la conclusión de que lo oral funciona bajo otra dinámica; se está más atento de lo que se quiere decir más que de lo que se dice en sí. Oposición to mean/to say operando.

De esto mismo se desprende que las operaciones cognitivas y los modos de producción en lo escrito y lo oral varían considerablemente: en lo oral se opera bajo la lógica de la acumulación paradigmática, en cambio en lo escrito, en lo sintagmático. Esto quiere decir que en el habla no hay una conciencia de linealidad y en lo escrito sí, considerando a este último como un producto acabado y no como un proceso como lo es lo oral por excelencia.

Hacia el final se enumeran las difcultades de la transcripción de lo oral, planteándose que la escritura no es un simple instrumento de transcripción de lo oral ya que hay una limitación de ella ante:

- Lo fónico

- Contextos, turnos y actos de habla

- Pausas o interrupciones

- Signos de puntuación y fenómenos ilocutivos

- Formas de palabras que se apartan de la norma

Además, hay una dificultad de oír la lengua hablada ya que plantea una complejización de la percepción e interpretación de ella.

Luego se hace una elección de convenciones de transcripción, donde me parece que lo más importante es el hecho de que se debe hacer una transcripción fonética y ortográfica simultáneos, planteando así que son dos planos paralelos que sí tienen relación entre sí pero son dos esferas que no son correlatos exactos y definidos. Ambas no son partes de un todo, sino que configuran un todo en sí individualmente, no se necesitan pero sí interactúan. Y ello es lo más importante del capítulo a mi parecer.

1 comentario:

  1. Hola, Maya:

    Si bien me parece que los puntos en los que haces hincapié son muy acertados, sí considero que tu ficha puede mejorarse estableciendo más vínculos entre esta lectura y otras fuentes del curso. Por ejemplo: ¿cómo relacionamos la mitología de Olson con estos hallazgos de B-B? (Sé que vas haciendo estos vínculos en las siguientes lecturas, pero puede ser bueno mencionarlos, aunque brevemente, acá).
    También hay otros puntos interesantes que creo podrías trabajar un poco más, especialmente cuando dices que "se está más atento [en lo oral] de lo que se quiere decir más que de lo que se dice en sí". ¿Cómo relacionamos esta idea con lo que hemos conversado sobre la importancia de la cultura/la sociedad en el lenguaje? ¿Cómo podríamos completar esos significados a partir de "lo que se dice"?
    En general, un buen resumen, pero también eché de menos alguna explicitación del foco de lectura, pues en algún nivel siento que solamente te limitaste a describir los puntos más importantes del texto.

    ResponderEliminar